¿Que es en realidad el Hentai?

hentai

El Hentai realmente se remonta al manga. El manga tiene sus raices en el budismo y data nada menos que del siglo XII. En aquella época existían ciertas caricaturas de connotación política que se burlaban de los nobles y de la iglésia. Ya por aquel entonces se hacían grabados a mano en madera y se han encontrado grabados como guías sexuales, aunque posteriormente adquirieron elementos occidentales y dieron como resultado un estilo de dibujo que se asemeja al manga que conocemos hoy.

Tras la Segunda Guerra Mundial, aparecieron firmas como Astro Boy y la prensa en Japón era libre de tratar cualquier tema con un enfoque literario, cosa que en los tiempos de guerra llegó a prohibirse. Luego llegó Nikutai Bungaku, un tipo de la literatura carnal que se hizo famosa en todo el mundo y digamos que fue la reacción de los supervivientes de la Segunda Guerra Mundial eliminando así las restricciones de prensa que hubieron en tiempos de guerra.

Los que sobrevivieron a la guerra a menudo tenían mutilado el cuerpo, por lo que muchas personas agradecían tener todo el cuerpo porque era su mayor posesión, por ello el cuerpo femenino empezó a mostrar en público, así como otras manifestaciones públicas sobre sexualidad.

La década de 1950 vio el resurgimiento de los suicidios de amor, un género de la historia de amor que era popular antes de la guerra. El suicidio de amor se consideraba normal en el hentai. Las relaciones homosexuales, el sadomasoquismo, fetiches o las relaciones lesbianas se empezaron a ver normales y gracias al hentai, se alimentaban los fetiches de los maníacos y los más depravados sexualmente hablando. No es de extrañar que el hentai porno tenga actualmente tantos seguidores porque es una forma de poder dar forma a ciertas fantasías que serían imposibles en la realidad, por ello hay un gran público que consume este tipo de pornografía.

Toshio Maeda es considerado el creador del hentai moderno. En 1986, Maeda utilizó un tentáculo para describir actos sexuales en su Urotsukidoji manga, ya que los penes o los orificios del cuerpo y la penetración eran ilegales. Esta ley de prohibición condujo a estos dibujantes a ser más creativos. El tentáculo se convirtió pues en un símbolo fálico. Maeda también se basó en los demonios de sus escenas. Si no fuera por la ley de censura, es posible que el tentáculo hubiera permanecido en la oscuridad histórica.

Precisamente el aspecto anormal del escenario hentai es lo que crea su atractivo. Se crea un mundo de fantasía con demonios, pulpos y otras travesuras sexuales que son imposibles de realizar de otra forma. También es posible encontrar mujeres con penes, furries, demonios y cosas que rozan los límites de la imaginación humana. El Hentai se clasifica como carente de cualidades agradables, por ello, existe una barrera entre el espectador y las escenas debido a la falta de realismo. El Hentai proporciona una salida que explora las más oscuras y extrañas regiones de la psicología humana. También roporciona un medio para sacudir a la gente fuera de su pensamiento estándar tal y como se hizo con la publicidad posterior a la Segunda Guerra Mundial. Para el público occidental, el hentai es a menudo un tabú. Para algunas personas, el hecho de que el hentai esté animado de fantasía permite que se acerquen a ella más fácilmente que con el porno americano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *